Martes, 17 de Septiembre de 2013

LIFTING LÍQUIDO

El paso del tiempo se acompaña de pérdida de volumen, especialmente en pómulos y contorno facial, que cambia las proporciones del rostro, otorgando un aspecto cansado y envejecido.

El lifting líquido es un nuevo concepto de rejuvenecimiento facial, ideal para aquellas personas que no desean pasar por un quirófano. Consiste en una novedosa técnica para la restauración de volúmenes mediante la inyección de implantes en planos profundos con bio-materiales, que son sustancias compatibles con nuestro organismo que no provocan toxicidad, alergias ni rechazo.  Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo, poco traumático, prácticamente indoloro, que permite “esculpir” el rostro, mejorar la flacidez y conseguir un aspecto rejuvenecido.

En Dra. Velia Lemel utilizamos rellenos de ácido hialurónico para devolver al rostro el volumen perdido con la edad. La restauración de volúmenes permite aportar equilibrio y armonía, mejorar la flacidez y el aspecto del rostro. Además, se suavizan las arrugas de expresión con toxina botulínica.

De esta manera podemos realzar, rejuvenecer y complementar las características faciales que determinan la belleza del rostro.

¿En qué consiste el lifting líquido?
Se realiza utilizando la combinación de rellenos de ácido hialurónico y toxina botulínica. 

En general se lleva a cabo en dos sesiones:

Primera sesión
Previa colocación de crema anestésica, se tratan las arrugas de expresión con toxina botulínica, y se comienza la restauración de volúmenes en las zonas que lo requieran, como por ejemplo: pómulos, surcos nasogenianos, surco de la lágrima, comisuras y contornos de labios, etc…

Segunda sesión
Transcurridos unas 2 semanas, se cita al paciente a un control y en caso de ser necesario, se aplica un retoque de toxina botulínica, y se acaban de definir los volúmenes con el fin de conseguir un rejuvenecimiento natural y equilibrado.

Cada sesión dura aproximadamente una hora.  Ambas sesiones se realizan en el consultorio médico e inmediatamente el paciente puede incorporarse a su actividad normal. Requiere de un cuidadoso análisis individual fisonómico, para evaluar con detalle el conjunto de los rasgos.

El efecto de la toxina botulínica dura unos 4-6 meses, y la duración de los rellenos de ácido hialurónico es de aproximadamente 12-14 meses.

La aplicación de rellenos y toxina botulínica no se recomienda durante el embarazo ni el período de lactancia.  Tampoco se recomienda en pacientes que presentan inflamación o infección en el sitio de la inyección.

¿Con qué otros tratamientos se puede combinar?
La combinación de diferentes técnicas otorga resultados más duraderos porque cada tratamiento actúa de manera diferente y a distinto nivel y se produce una sinergia entre ellos.

El lifting líquido se puede combinar con otros procedimientos de rejuvenecimiento como radiofrecuencia facial, luz pulsada intensa y láseres fraccionados para mejorar textura y manchas.

Si además la piel se encuentra deshidratada, se puede complementar con Skinboosters, que consiste en microinyecciones de ácido hialurónico en toda la piel.  Éste procedimiento de restauración hídrica se realiza una vez por mes, durante 3 meses, y requiere de un mantenimiento cada 6 meses.  Se puede realizar en piel de rostro, cuello, escote y dorso de manos.

Para conocer mas acerca de Ácido Hialurónico hace click aquí
Para conocer mas acerca de Dysport - Botox hace click aquí




Aquí podrás informarte
sobre salud y belleza.
Una combinación de
estilo de vida saludable,
tratamientos en el consultorio
y cuidados de la piel en casa,
para lograr una apariencia
saludable que refleje juventud
y belleza a lo largo de los años.


ETIQUETAS


ARCHIVO